Observatorios en materia de accesibilidad

Rediseñando nuestra sociedad con Jesús Celada

Tras el éxito recibido de los Aperitivos, la Fundación ONCE ha lanzado una nueva serie de conferencias titulada Foro de Expertos en Accesibilidad e Innovación que tendrá lugar todos los jueves a las 17h. El cambio de horario obedece al deseo de facilitar el acceso a los países latinoamericanos.

La inauguración, celebrada el pasado jueves 8 de octubre, contó con la participación de dos referentes del ámbito de la accesibilidad y discapacidad en España, Jesús Hernández Galán, Director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE y Jesús Celada, Director General de Políticas de Discapacidad y Director del Real Patronato sobre Discapacidad. Se trató de una conversación distendida sobre la situación de la accesibilidad en la sociedad y el panorama actual, mientras compartían anécdotas con los asistentes fruto de una amistad que los une.

Jesús Celada, ingeniero de profesión, tras dedicar varios años a la investigación en cartografía, y astronomía, por los que sigue mostrando pasión, decidió cambiar de rumbo profesional para enfocarse en la discapacidad. Esta decisión, puesta en marcha hace 15 años, fue fomentada por el deseo de desarrollar un trabajo en el ámbito social para ayudar a las personas, especialmente las más vulnerables.

Sin lugar a dudas, ha encontrado convergencia entre sus dos ámbitos profesionales, destacando “la accesibilidad como el espacio de encuentro entre todas las profesiones con la discapacidad”, viendo imprescindible una mayor penetración en el ámbito de la discapacidad de los profesionales de cualquier ámbito, especialmente cualquier ingeniería.

Celada plasmó la discapacidad como una ecuación en la que la persona quedaría dividida por el entorno, es decir “si vivimos en un entorno solidario, abierto e inclusivo y que cualquier persona pueda interactuar con él, la discapacidad prácticamente tendería a cero.”

Y también señaló el punto de vista económico que no hay que olvidar, ya que las personas con discapacidad son parte del mercado, y es importante explorar esos nuevos mercados haciendo que sus vidas cada vez sean más fáciles.

Ambos ponentes analizaron la situación actual de la accesibilidad en España. Hicieron una retrospectiva de su evolución, viendo cómo en los años ochenta y noventa España fue pionera en la transformación del paradigma, pasando de la visión sanitaria que se tenía hasta entonces de la discapacidad, a ser el país con más ciudades reconocidas por la Unión Europea como ciudades accesibles. España figura también como el primer país que se sometió por segunda vez a la comisión de seguimiento de la Convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad de la ONU.

Sin embargo, haciendo uso de la autocrítica, Celada reconoce que hubo unos años de mucha evolución que nos hicieron llegar a la situación actual, pero ha habido unos años de cierta parálisis por las circunstancias que hemos vivido, y queda mucho por hacer, como recordó al contar algunas anécdotas vividas con Jesús Hernández.

Asimismo, sostuvo que el 95% de las denuncias que recibe el Real Patronato se deben a la falta de accesibilidad en los espacios públicos.

Otro de los temas por los que preguntó Hernández a Celada fue el compromiso de la administración pública en la accesibilidad. A modo de respuesta, Celada detalló las responsabilidades de las dos instituciones a las que representa: la Dirección General, desde un ámbito más normativo, trabajando en la aprobación del plan nacional de accesibilidad, que reconoce llevar unos cuantos años de retraso.

Celada, afirmó además, que los incumplimientos de la legislación sobre accesibilidad deben ser sancionados. Puso como ejemplo, la aplicación Radar COVID que no es accesible para muchas personas con discapacidad.

Como retos al futuro, Celada recalcó algunos temas como el cambio en la forma de comunicarse y que ha dado lugar a una importante brecha tecnológica, la búsqueda de una mayor autonomía a través de figuras como la asistencia personal, o el empleo a personas con discapacidad que ha retrocedido últimamente a cifras de hace seis años. Especialmente, definió la discapacidad en el entorno rural como un gran reto al que hacen frente muchas personas.

Una vez finalizados los eventos, estos se pueden seguir consultando, ya que quedan subidos al canal de Youtube de Fundación ONCE, y recopilados en la mediateca de Accessibilitas. Los enlaces a la inscripción se pueden encontrar en nuestra sección de Cursos y Jornadas.

El próximo evento será el jueves 15 de octubre, donde Alejandro Moledo, responsable de políticas de Nuevas Tecnologías e Innovación del Foro Europeo de Discapacidad nos contará sobre su experiencia y otros temas interesantes.

Mascarillas transparentes contra las barreras de comunicación

El uso de las mascarillas como medio para reducir la propagación de la COVID-19 se ha convertido en una importante barrera de comunicación para las personas que leen labios o que necesitan ver todos los gestos faciales para comprender lo que se les dice.

Esta situación ha inspirado a varios desarrolladores a presentar múltiples diseños de mascarillas transparentes para facilitar la comunicación con estas personas. Asimismo, ha impulsado a individuos y diversas organizaciones a intentar conseguir que estas mascarillas sean homologadas para que puedan usarse también en el ámbito de la sanidad.

Sin embargo, el pasado 29 de septiembre, la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares en España (AICE) emitió un comunicado explicando que no habrá homologación de mascarillas transparentes porque solo existen certificaciones. De acuerdo con la organización, ni siquiera las mascarillas habituales están homologadas como tal.

¿Qué mascarillas transparentes hay en el mercado?

Los modelos son varios. Las comercializadas por AllegraMaskMED son enteramente transparentes y, según el portal de la empresa, cuenta con las certificaciones necesarias para poder ser utilizadas como un dispositivo médico.

Weebtee Mask, desarrollada por una empresa vasca, también es enteramente transparente. Este producto se presenta como innovador, ya que filtra tanto el aire que se respira como el que se expira, permite ver la boca y se ajusta perfectamente a la cara.

Otros modelos disponibles consisten en una tela que cubre toda la parte inferior de la cara y la zona de la boca está cubierta con un material transparente.

Este tipo de mascarilla está siendo distribuida por varias empresas. Además, la Universidad Estatal de Ohio en EEUU, ha publicado en su web unas instrucciones (en inglés) para confeccionarla en casa.