Consejos y herramientas para conocer si mi web o app móvil es accesible

14 septiembre, 2020

En el artículo anterior, titulado ¿Cumple tu web o app móvil con el mínimo de accesibilidad exigido? detallando la WCAG 2.1, se analizó la Directiva (UE) 2016/2102 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de octubre de 2016, sobre la accesibilidad de los sitios web y aplicaciones para dispositivos móviles de los organismos del sector público. Así también se trataron las principales características de la Web Content Accessibility Guidelines 2.1 (WCAG 2.1), estándar aplicable a la web y que ha servido de inspiración para establecer requisitos a tener en cuenta para otro tipo de tecnologías. Pero, en términos prácticos, ¿cómo puedo saber si mi web o app es accesible?
Existen dos maneras de conocer el estado de la accesibilidad en una web o aplicación móvil, con un análisis automático o manual. Es importante destacar que uno no sustituye al otro son más bien análisis complementarios, que evalúan cosas distintas.

Análisis automático

Se suele utilizar las herramientas que provee W3C, y se encargan de evaluar si el código HTML o CSS de tu web es correcto en cuanto a estructura, lenguaje sintáctico y accesibilidad. En una definición más estricta, el W3C Markup Validation Service, o Servicio de validación de marcado del W3C es un validador creado por el W3C que permite a los usuarios analizar documentos HTML y XHTML bien formados y válidos. Además, un validador aparte como el W3C CSS validator puede buscar errores las hojas de estilo asociadas. Los validadores CSS aplican los estándares CSS actuales.

Análisis manual

Existen algunas herramientas que pueden ayudar a realizar análisis de una web o aplicación móvil de forma manual. A continuación, se detallan estas herramientas junto a algunos consejos que se deben comprobar a la hora de realizar este tipo de análisis.

  • Lector de pantalla:

    Según la Universidad de Alicante, los lectores de pantalla (screen readers en inglés) son un software que permite la utilización del sistema operativo y las distintas aplicaciones mediante el empleo de un sintetizador de voz que «lee y explica» lo que se visualiza en la pantalla. Suponen una ayuda para las personas con discapacidad visual. Existen varios lectores de pantalla que pueden usarse dependiendo del sistema operativo y las posibilidades o circunstancias. Los más conocidos son:

    •  JAWS: uno de los mejores lectores de pantalla, incluye el castellano entre sus idiomas. Licencia con un coste.
    • NVDA: lector de pantalla para Microsoft Windows gratuito.
    • VoiceOver: lector de pantalla disponible en el sistema operativo iOS. Tanto en ordenadores como en todos los dispositivos Apple (iPhone, iPad, etc.)
    • Talkback: lector de pantalla conocido para dispositivos Android.

  • Contraste de color:

    El analizador de contraste de color (CCA por sus siglas en inglés) ayuda a determinar la legibilidad del texto y el contraste de los elementos visuales, como los controles gráficos y los indicadores visuales. Descargar Colour Contrast Analyser.

  • Control del foco:

    Si quieres recorrer la web por enlaces utiliza el tabulador y podrás ver el foco por donde va a leer el lector de pantalla. Si empleas esta herramienta de accesibilidad, utiliza las flechas del teclado para moverte por la web cuando el lector de pantalla esté activado. Este foco u orden de lectura también debe estar ajustado en las aplicaciones móviles dando coherencia a cómo se transmite la información a través del lector.

Consejos adicionales:

  • Revisión de idioma de la web, ejemplo: html Lang=’es’
  • Revisión de orden de encabezados de H1 a H6, sin saltar ninguno de los encabezados.
  • En las aplicaciones móviles, no se debe abordar un flujo mayor de 3 pantallas para llegar a obtener una información o no será accesible.
  • Tanto en las webs como en las apps móviles, los textos deben ser claros y simples.