Compatibilidad entre dispositivos móviles y prótesis auditivas

24 agosto, 2020

De todas las funciones de accesibilidad disponibles en los dispositivos móviles comerciales, la compatibilidad con audífonos suele ser la más ausente, al menos en España.No es fácil encontrar móviles que puedan usarse con las prótesis auditivas sin que moleste el ruido ambiente.

La Fundación ONCE, como parte del proyecto Amóvil, realiza evaluaciones a dispositivos móviles de distintas marcas y sistemas operativos para conocer su nivel de accesibilidad. Hasta la fecha se han analizado 229 terminales y de ese total solo 87 tienen algún tipo de compatibilidad con audífonos.

El motivo por el que esto ocurre no se debe a la falta de tecnología Hay incluso estándares que proveen las pautas para dotar de compatibilidad a un teléfono inalámbrico. Además, antes de la incursión de los smartphones en el mercado, ya existían muchos modelos que podían usarse con audífonos, muchos de ellos fabricados por Nokia. De hecho, en los análisis realizados por Amóvil puede verse cómo se va reduciendo la disponibilidad de teléfonos móviles compatibles con audífonos, según aumentan los smartphones en el mercado.

El problema radica en la legislación de algunos países. Muchos no cuentan con un organismo al estilo de la Federal Communications Commission (FCC), de Estados Unidos, que multa a los fabricantes que no incorporen compatibilidad con audífonos en un determinado porcentaje de móviles.

¿Qué es compatibilidad con audífonos y por qué es necesaria?

Los dispositivos móviles transmiten datos mediante ondas electromagnéticas. Estas ondas emiten una interferencia que es captada por las prótesis auditivas y, como resultado, la persona que las usa oye un zumbido en vez de al interlocutor.

Los audífonos operan de dos formas: en acoplamiento acústico y acoplamiento inductivo. Acoplamiento acústico es cuando el usuario se lleva el auricular a la oreja sin tener que realizar ningún cambio en la prótesis. Algunos móviles vienen con baja frecuencia lo que permite que el usuario pueda oír la voz del interlocutor en vez del zumbido de la interferencia. El problema con el modo acústico es que el ruido ambiente se amplifica, lo que puede resultar problemático para comprender lo que se dice.

Cuando el audífono está en modo inductivo, el micrófono se apaga y el audífono solo recibe las señales del campo electromagnético que convierte en sonido, permitiendo al usuario oír la voz del interlocutor sin que interfiera el ruido ambiente. Para ello tiene que activar la telebobina o, lo que es lo mismo, poner su prótesis en modo T.

En los últimos años, algunos dispositivos móviles, como por ejemplo el iPhone, proveen un tipo de compatibilidad que emplea Bluetooth, pero solo funciona con prótesis auditivas denominadas “made for iPhone” (hechas para iPhone).

Para ello hay que descargar la aplicación provista por el fabricante, que instala esta funcionalidad en el menú de accesibilidad del teléfono. Después se parea el audífono con el dispositivo mediante Bluetooth.

Este tipo de compatibilidad permite al usuario de prótesis oír el sonido del teléfono como si estuviera en el ambiente. No hace falta llevarse el auricular al oído. Además, se puede configurar para que se autoactive cuando se contesta una llamada entrante.

Asimismo, permite el sonido audiovisual directamente en el audífono sin que interfiera el ruido ambiente. Aunque esta funcionalidad ha sido exclusiva de Apple, algunos terminales que operan con Android, como por ejemplo Samsung, están empezando a incorporarla en sus terminales.

Se trata de un nuevo sistema de compatibilidad que ofrece una experiencia de mejor calidad para los usuarios de prótesis auditivas.