La Lectura Fácil favorece la comprensión y el acceso a la cultura

13 julio, 2020

Recientemente el Pleno del Senado admitió a trámite la ley para garantizar la accesibilidad cognitiva de las personas con dificultades de comprensión y comunicación del entorno físico, el transporte, la información y la comunicación, lo cual modificaría la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, para establecer y regular la accesibilidad cognitiva y sus condiciones.

Son múltiples los formatos que se han de utilizar para garantizar una mejor comprensión del espacio y el mundo que nos rodea, desde los pictogramas, el wayfinding o la Lectura Fácil.

Esta última, la Lectura Fácil es un método de redacción que permite elaborar textos fáciles de entender. En este sentido, se trata de un elemento con un gran potencial para promover la participación en la sociedad y el enriquecimiento cultural en igualdad de condiciones.

Aunque se ha desarrollado inicialmente para facilitar el acceso a la lectura a personas con discapacidad intelectual o dificultades de comprensión lectora y del aprendizaje, puede ser muy útil para otros colectivos. Por ejemplo, personas mayores con algún grado de deterioro cognitivo, bajo nivel de alfabetización o con escaso dominio del idioma.

Hay varios recursos referentes disponibles en Lectura Fácil. Por ejemplo, la biografía de Helen Keller, la primera mujer sordociega en obtener una educación universitaria o el famoso libro El Principito de Antoine Saint-Exupéry, ambos disponibles en la Biblioteca de la Fundación ONCE.

Además, hay talleres de Lectura Fácil y el club de lectura Planeta Fácil de Plena Inclusión, en el que en estos momentos se discute el libro La Principita.

España es uno de los pocos países en el que existe una normativa técnica oficial, que puede consultarse en la sección Normativa de Accessibilitas.