Accesibilidad en la información periodística publicada en Internet

2 junio, 2020

Los medios de comunicación digitales deben ser accesibles para cumplir con un derecho constitucional básico: el derecho a la información. Para que los cibermedios sean accesibles se deben aplicar las Pautas de Accesibilidad para el Contenido en la Web (WCAG) en su versión 2.1, definidas por el W3C. Pero, ¿de quién depende su correcta aplicación?

Cuando visualizamos una web, tendemos a pensar que su accesibilidad corresponde a diseñadores gráficos, maquetadores, programadores informáticos, etc. No obstante, también tienen una responsabilidad importante los profesionales encargados de gestionar los contenidos. En el caso de los medios de comunicación, esta responsabilidad se concentra en periodistas, publicistas, infografistas y otros perfiles dedicados a elaborar y publicar el contenido, tanto el de carácter informativo, como el relacionado con entretenimiento, publicidad, etc.

Para conocer los requisitos de WCAG cuya aplicación depende del trabajo que realicen los periodistas, puede consultar este artículo de carácter científico publicado en la revista index. Comunicación. No obstante, a continuación, se aporta una síntesis de los aspectos básicos a tener en cuenta para que la información publicada en Internet sea accesible:

  1.  Las imágenes integradas en el contenido que aporten información deben llevar una descripción alternativa para quienes no pueden verlas.
  2. No deben emplearse imágenes con texto integrado, a excepción de logotipos y otros recursos de uso puntual. Por ejemplo, si queremos integrar una tabla en la información, debe crearse como tabla, no como imagen.
  3. Los textos de los enlaces deben ser significativos del contenido con el que vinculan. Es decir, debe conocerse el objetivo del enlace si éste se lee fuera de contexto.
  4. Los colores empleados en las fuentes, fondos e imágenes deben contemplar un contraste suficiente que garantice la correcta visualización.
  5. Si se utiliza el color para transmitir información, debe tenerse en cuenta que algunas personas no distinguen los colores, por lo que debe proporcionarse una alternativa no basada en el color.
  6. Los vídeos deben integrar subtítulos para personas sordas y audiodescripción para personas ciegas. Si es posible, se recomienda integrar lengua de signos y una transcripción completa del contenido.
  7. Se debe marcar la estructura del contenido empleando adecuadamente las etiquetas o propiedades que existen en los diferentes estándares. Por ejemplo, en HTML debe marcarse la estructura de títulos con los encabezados <h1> a <h6>.
  8. Las tablas deben tener una estructura simple, no combinando celdas y marcándose adecuadamente las celdas que tienen función de encabezado de fila o columna.
  9. El texto debe ser sencillo de leer. Se recomienda ofrecer contenidos basados en la metodología de redacción de textos en lectura fácil.
  10. Si se publica contenido en las plataformas de redes sociales, deben aplicarse también los requisitos de accesibilidad. Por ejemplo, plataformas como Twitter permiten aportar textos alternativos a las imágenes.

Para conocer en detalle cómo aplicar algunos de los requisitos de accesibilidad mencionados, visualiza el aperitivo de la Fundación ONCE del pasado 29 de mayo sobre accesibilidad en la información digital. Asimismo, puede consultar el tutorial Documentación accesible: recomendaciones.