Medidas de accesibilidad frente al COVID-19

22 abril, 2020

Debido a la crisis que el COVID-19 ha producido de forma rápida e inesperada en todos los ámbitos de la vida, ha sido necesario que las distintas instituciones hayan promovido medidas estrictas, tanto para protegerse cada uno como para proteger a los demás, con el fin de evitar al máximo los contagios de este virus y así frenar y mantener la pandemia lo más controlada posible.

Es cierto que esta ha sido una situación totalmente impredecible e inesperada y que la urgencia y celeridad ha exigido una gran rapidez de respuesta que ha tratado de abarcar al total de la población sin pensar en muchas ocasiones en las distintas circunstancias de cada persona.

Es por esto que poco a poco ha sido necesario revisar estas medidas e ir adaptándolas a las diversas circunstancias. En el caso de la discapacidad, un ámbito heterogéneo en sí mismo y en muchos casos grupo de mayor riesgo en esta situación, ha precisado de ciertos ajustes de estas medidas, para facilitar y poder garantizar la seguridad y salud de los propios interesados y las personas de su entorno.

La Organización Mundial de la Salud publicó el documento ‘Consideraciones relativas a la discapacidad durante el brote de COVID-19’, donde se especifican muchas de las medidas concretas que se han de tener en cuenta a la hora de hacer frente al COVID-19 teniendo una discapacidad, tratando de disminuir los obstáculos y dificultades.

Y aun así, hay algunas consideraciones que pasan por alto y que a veces es únicamente la experiencia propia la que evidencia estas necesidades y desde la que surgen iniciativas para mejorar. A este respecto, es interesante conocer la experiencia de dos trabajadoras de Fundación ONCE con algunas de las medidas más extendidas.

También han sido muchas las muestras de solidaridad, unión e iniciativa que han ayudado en muchos casos a paliar y mejorar determinados aspectos. Especialmente se ha descubierto el potencial de la impresión 3D que a través del movimiento de los llamados “Makers”, entre los que participa Fundación ONCE, ha ayudado a abastecer además de máscaras protectoras y otros elementos como respiradores, también de productos de apoyo que permiten y facilitan a las personas con discapacidad cumplir con las medidas de protección.

En nuestra sección de productos de apoyo podéis encontrar un recopilatorio de algunos diseños de productos, útiles durante la pandemia.

En definitiva, es importante que en situaciones como esta nadie quede atrás, y que tanto la información como los recursos lleguen a todos, por lo que hay que trabajar con la inclusión de la diversidad siempre en mente, también siendo conscientes de las limitaciones que presentan las circunstancias.