Asistentes personales, imprescindibles en tiempos de crisis

30 abril, 2020

Las ciudades se paran. Muchos servicios dejan de prestarse. Los sanitarios y tiendas de alimentación se mantienen en primera línea, dando soporte a la ciudadanía en su lucha contra la pandemia. Pero hay otros profesionales que pasan desapercibidos, pero que no han cesado de trabajar con las personas que lo necesitan: son los/as asistentes personales, que dan apoyo a las personas dependientes que tienen que quedarse en casa sin una red familiar que pueda echarles una mano.

Un/a asistente personal es una persona que realiza o ayuda a realizar las tareas de la vida diaria a otra persona que por su situación de dependencia no puede realizarlas por sí misma o le resulta muy difícil hacerlas, permitiendo así que pueda llevar una vida independiente. En España, aunque esta figura profesional lleva varios años en los principales debates sociales y está reconocida como una prestación económica dentro del Catálogo de Prestaciones de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, todavía tiene un largo camino por recorrer. Esta ley reconoce el derecho de estas personas a poder llevar una vida independiente de forma autónoma y activa, permitiendo que residan y desarrollen su vida cotidiana en su entorno físico y social habitual.

Pero no está siendo fácil. La falta de equipos de protección, de medios de transporte y de métodos de diagnóstico están dificultando el trabajo de estos profesionales, que a pesar de los obstáculos continúan al pie del cañón para continuar apoyando a las personas más vulnerables en tiempos de crisis.

PREDIF refuerza la asistencia personal como figura imprescindible para la nueva normalidad

PREDIF ha organizado un calendario de webinars en torno a la asistencia personal sobre la importancia, ahora más que nunca, de esta figura para mantener la dignidad, autonomía y vida independiente de las personas con discapacidad y/o mayores, y con el objetivo de que puedan volver a la normalidad con el apoyo que cada persona necesite, sin salir de su entorno social y en la seguridad de su vivienda.

Se van a desarrollar de manera online a lo largo de dos meses, los jueves a las 12:00 horas con una hora de duración, y contarán con intérprete en LSE. Las cuatro primeras sesiones tratarán aspectos relacionados con el cuidado emocional, hábitos saludables y adaptación de esta figura a la nueva realidad, entre otros, y serán impartidas por técnicas de las entidades de PREDIF.

Fuente: DISCAPNET y PREDIF