El subtitulado en la TDT supera el 83%, pero la audiodescripción y la lengua de signos no llegan al 8%

17 febrero, 2020

El 83,53% de la programación en la televisión digital terrestre cuenta con subtítulos (un 1,19% más que en 2018), cifra que cae hasta el 7,07% en el caso de la audiodescripción para personas con discapacidad visual (un 0,59% menos en comparación con el periodo anterior).

Este porcentaje es aún menor (4,74%) respecto a la interpretación en lengua de signos, que ha aumentado un 1,15% frente a 2018. Así lo pone de manifiesto el último informe publicado este lunes del Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA), organismo dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad, del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), con el apoyo del Comité Español de Representantes de personas con Discapacidad (Cermi).

Según sus resultados, las horas destinadas a subtitulado vuelven a aumentar y se reduce el tiempo de audiodescripción, que ya era muy limitado. La interpretación en lengua de signos crece, aunque se mantiene en un porcentaje muy discreto.

A través de la herramienta informática Savat, el CESyA recopila los datos sobre el subtitulado, la audiodescripción y la utilización de la lengua de signos en las emisiones de la televisión digital terrestre desde el año 2010. En ese lapso de tiempo, se ha analizado la accesibilidad de más de 1.670.800 horas de televisión, a fin de realizar el seguimiento del cumplimiento con los niveles mínimos de accesibilidad para personas con discapacidad que establece la ley.

En España hay aproximadamente 72.500 personas ciegas y 1.064.000 personas sordas, según los últimos datos de la ONCE y del INE. Estas personas son capaces de disfrutar de la programación televisiva gracias a una serie de servicios de accesibilidad, que son el subtitulado, la interpretación en lengua de signos y la audiodescripción (un audio auxiliar que narra a las personas con discapacidad visual lo que se muestra en la pantalla).

La Ley General de la Comunicación Audiovisual obliga a que el 90% de las emisiones en los canales públicos y el 75% en los canales comerciales estén subtitulados.

Del mismo modo, los servicios de comunicación audiovisual televisiva de cobertura autonómica, ya sean públicos o privados de carácter comercial, han de contar con un mínimo de dos horas audiodescritas diarias, además de todas las correspondientes a programas informativos.

Fuente: SOLIDARIDAD DIGITAL