Turismo accesible de cruceros

4 enero, 2020

El Primer Congreso Internacional TUR4all de destinos accesibles de cruceros, tuvo lugar en Valencia el pasado mes de diciembre. Tras casi más de diez horas de debates, quizás lo más destacado de este encuentro sea la creación de un espacio donde por primera vez coincidieron destinos, puertos, agencias de viajes, navieras y tour operadores. Ahora queda un trabajo de continuidad para lograr el objetivo principal del congreso: Dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad que quieran vivir la experiencia de disfrutar de un destino que acoja un crucero.

Los cruceros en principio se contemplan como una experiencia más de turismo para las personas con discapacidad, pero en la actualidad es una opción que “está en boga”, según relata Tatiana Alemán, Directora técnica de Accesibilidad Universal, Turismo y Cultura de Predif, que nos apunta un dato muy ilustrativo, y es que el incremento ha sido del 9,66% en un año (2017-2018) en volumen de viajeros que vienen a España en un crucero.

Otra característica de este tipo de turismo, según esta experta, es que se elige como una opción de viaje en familia, incluyendo a las personas mayores en el núcleo familiar. En cualquier caso, la decisión de celebrar este congreso tiene una explicación fundamental que nos ofrece Tatiana Alemán: “Tenemos un convenio de colaboración con la agencia valenciana de turismo y teníamos dos objetivos en común: uno, que la Comunidad Valenciana quiere posicionar sus puertos como puertos de crucero y quiere potenciar ese tipo de turismo en las tres provincias, y dos, por otro lado, y más importante para Predif, las personas con discapacidad quieren ir de crucero”.
A ese deseo de viajar en cruceros que manifiestan las personas con discapacidad, hay que unir otra condición que hizo indispensable la celebración de este congreso, y es que persisten varios problemas que impiden que ese deseo, ese sueño, pueda realizarse, tal y como explica Tatiana Alemán: “Cuando los barcos llegan a los destinos, cuando hacen una parada, hay casos en los que los turistas con discapacidad no se pueden bajar porque tienen que coger un barco intermedio que no es accesible, en otros casos, son las excursiones programadas las que no son accesibles, y en tercer lugar, tampoco están preparadas para hacerlas a un ritmo más lento”.
Además, aunque el precio de los cruceros se ha ido rebajando, lo cierto es que hacer una experiencia accesible, según las navieras y las agencias de viaje, no compensa por la poca demanda, sale más caro. De ahí que también fuera oportuno celebrar este encuentro, para mostrar a estas empresas ese deseo de hacer cruceros de un número importante de personas con discapacidad y sus familias.
Según explica Tatiana Alemán, “en los barcos los problemas de accesibilidad están bastante bien resueltos para personas usuarias de sillas de ruedas, pero no es así para las personas con discapacidades visuales o auditivas, y mucho menos para la discapacidad intelectual… dimensiones enormes y dificultades de orientación en los barcos son importantes”.
Por todo ello, y tras un largo e intenso trabajo durante varios meses, los impulsores de este congreso lograron convocar a más de 30 ponentes y 200 congresistas de siete países diferentes (Italia, Estados Unidos, Rumanía, Portugal, Alemania y Holanda, además de España) en Valencia el 3 de diciembre de 2019.  El congreso arrancaba con fuerza e ilusión, era el principio de un sueño, de un objetivo prioritario, dar respuesta a las necesidades de las personas con alguna discapacidad o movilidad reducida que quieran vivir la experiencia de disfrutar de un destino que acoja un crucero.
En el turno de palabra de la presentación del Primer Congreso Internacional TUR4all de destinos accesibles de cruceros, que se celebró en el Hotel Balneario Las Arenas de Valencia, las autoridades destacaron su intención de “ser líderes en turismo siendo para ello líderes en accesibilidad. Es preciso escuchar para que la accesibilidad no solo sea un deber sino un derecho”. Además, se destacó la idea indivisible que existe entre dos premisas básicas: “si somos accesibles seremos más competitivos y haremos un mundo mejor”.
A lo largo de una jornada completa, se llevaron a cabo siete mesas redondas temáticas en las que se analizaron y compartieron información sobre diferentes aspectos relacionados con el turismo inclusivo vinculado a los destinos que acogen cruceros.
Durante la jornada se abordaron temas de gestión, como la necesidad de alianzas entre destinos y compañías de cruceros para garantizar el futuro del sector. Y en ese sentido, se concluyó que los destinos deben trabajar de forma profesional con el sector de los cruceros, asesorados por expertos en accesibilidad para ofrecer el nivel de calidad y servicio necesario a cualquier persona con discapacidad o con necesidades de accesibilidad, tanto en su estancia en el barco como cuando desembarcan. Además, los destinos deben dar información real de sus recursos, para que cualquier viajero con discapacidad tenga acceso a ella y pueda planificar su viaje con seguridad. También es necesario contar con socios en los destinos que estén formados, especializados y concienciados con la accesibilidad y el turismo para todos. Es la única forma de ofrecer un servicio que satisfaga las expectativas y necesidades de los cruceristas.
Francisco Sardón, presidente de Predif, y José Luis Wagner, jefe del Área de Competitividad Turística de Turismo de Valencia pusieron el broche de oro al congreso. Sardón quiso comenzar su intervención resaltando el valor de un congreso que “ha supuesto el inicio de un nuevo camino en el sector de los cruceros”. Entre sus reflexiones quiso hacer especial hincapié en que para lograr que todo el mundo pueda viajar y disfrutar sin necesidad de ayudas “debemos implicar aún más al sector privado para que entre todos podamos potenciar la accesibilidad”.
Por su parte, José Luis Wagner coincidió con las declaraciones de Sardón y añadió que “es un derecho el que todo el mundo pueda acceder a una oferta turística atractiva y para todo tipo de personas por eso nos genera mucha satisfacción que todo tipo de agentes se hayan unido para ello y que se celebre en la comunidad Valenciana, una ciudad que cada día lucha por ser aún más accesible, es un orgullo para nosotros”.
Este I Congreso Internacional TUR4all de Destinos Accesibles de Cruceros no solo es el inicio de un nuevo paradigma en el sector, sino que además, como el propio Francisco Sardón señaló “esto es solo el principio de algo más grande. Igual la siguiente parada, son los destinos de interior”. Lo más importante del congreso, según la experta en accesibilidad, “es que generó un espacio donde por primera vez coincidieron destinos, puertos, agencias de viajes, navieras y tour operadores y, durante día y medio dedicaron su tiempo a reflexionar cómo mejorar la experiencia del turismo de cruceros para los viajeros con necesidades de accesibilidad”.
Según Tatiana Alemán, este congreso es una primera parte de algo más grande, ya que en una segunda parte, apunta, hay que seguir trabajando con todos los actores que participaron en este congreso y para ese trabajo, se deben tener en cuenta dos aspectos que quiere destacar de forma especial: “Es necesario un repositorio sobre los recursos turísticos accesibles en los destinos de cruceros, una base de datos común donde navieras, agencias de viaje y tour operadores, puedan acceder para consultar; y dos, tiene que darse formación al personal de agencia de viajes y navieras para que puedan atender de forma adecuada a las personas con discapacidad”.
El broche final a una jornada única llegó con unas conclusiones que Fernando Valmaseda, CEO del Grupo RV EDIPRESS, presentó ante más de 200 asistentes tras casi diez horas de debates, intercambio de información y propuestas enfocadas en la apuesta en firme por el turismo accesible. Dichas conclusiones aluden a la accesibilidad, como una alianza estratégica entre navieras, turoperadores y destinos; reconocen la accesibilidad como un derecho y una oportunidad de negocio y, entre otras cosas, señalan el reto de la formación profesional en accesibilidad y la necesidad de potenciar la colaboración público/privada.
Fuente: CERMI